Distinta mirada


Y ahora ... quién soy yo sin ti, sin tu mirada de reproche o tu asalto abrupto a mi conciencia, sin el reflejo de tu alma triste y solitaria.

Qué hago ahora con este cambio suave que late dentro del pecho, me hace sonreír y me mantiene con vida. Cómo aprendo a levantarme del suelo, con las rodillas magulladas y sin gota de nostalgia, cómo echo a caminar de nuevo, sin nada que dañe mi interior.

Cómo hago para llenar este vacío que me quedó, cuando el dolor desapareció. Porque me pongo delante del espejo ... y te observo ... y me observo ... en plenitud ... y en completa calma.

26 comentarios:

  1. Que buena pregunta.
    Yo a veces tengo algunas preguntas sin respuesta fácil.
    Tal vez haya que buscar como llevar el vacío.

    Estoy dispuesto a leerte.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Ahora es tiempo de ser tu misma y sentir y hacer todo lo que te prepongas ..Me alegro mucho de volver a leerte , espero y deseo que estés genial ..Besos + abrazos .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es tiempo de aprender[me] de nuevo, hacer cambios ensayo-error
      También me alegré volver a leerte, amiga
      Besos y abrazos

      Eliminar
  3. Me alegra verte de nuevo.
    Ahora, toda la vida por delante... y su plenitud!
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Has vuelto. Bienvenida de nuevo. 🙂

    ResponderEliminar
  5. Liberación. Es estupendo volver a leerte. Abrazucos

    ResponderEliminar
  6. Qué alegría volver a leerte, mi preciosa Mujer Virtual, sigue escribiendo... desnuda tu interior... sé libre como el viento... con las alas desplegadas...

    Besos enormes.

    ResponderEliminar
  7. Sólo queda la Paciencia de aceptar para volver a comprender.

    Es un verdadero placer volver a sentir tus letras.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Difícil contestación, aunque creo que la respuesta solo la puedes encontrar en tu interior.
    Gracias por volver.
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Mirarse en un espejo y cuestionarse, he ahí el dilema... en especial llegando el fin de año
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  10. me alegra leerte de nuevo! a veces encontrarnos a nosotros mismos es lo más difícil.
    abrazos!

    ResponderEliminar
  11. Se recogen los fragmentos rotos, se pegan con savia nueva, y se vuelve a andar. Lo malo es ese lado del espejo que acaba recordándonos a ese ser que se quedó atrás.

    Un abrazo y por las tardes de nostalgia, pero con serenidad.

    ResponderEliminar
  12. Huye de los espejos.
    Siempre nos miran mal.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. Esos espejos traicioneros, que nos devuelven lo único que no queremos ver.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. El final lo justifica todo.

    Besos dulces y dulce semana.

    ResponderEliminar
  15. Los vacíos a veces son difíciles de llenar. Escribir, ayuda. Los espejos a veces hay que taparlos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Una mirada a través de algo no es real.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  17. Bonita reflexión, aunque reconozco que me de miedo mirarme. El espejo como objeto mítico, como punto de inflexión entre lo dentro y fuera.

    Besos, Ricardo.

    ResponderEliminar