Grabado a fuego

Pude detectar el momento preciso en el que detuve mi camino y empecé uno nuevo, dándome cuenta que no había vuelta atrás, no fue hace mucho. 


Una mañana, después de una noche larga, con un mensaje apareciste en mi vida, cuando te miré por primera vez, supe que era el comienzo de algo intenso y arraigado, no pude evitar que se desmoronara todo mi cuerpo, porque nunca me había visto reflejada en una mirada como la tuya, no fue por el color o forma de tus ojos, fue todo lo que me decías con ellos. 

Cada milímetro de mi cuerpo me hablaba de ti, todo pronunciaba tu nombre, dejaste tu marca permanente en mi pecho, fue entonces que decidí estar contigo, aún cuando no era el momento, sabía que te estaba entregando la potestad de mis fantasías más oscuras y aceptaba complacida que me incluyeras en las tuyas. 

Me deleité pensándote y me derretí las ganas al imaginar todas las cosas que podíamos hacer juntos, me reafirmé en forma constante como parte tuya y quise experimentar todo contigo. 

Quise que supieras que era consciente del riesgo y precio que debía pagar por atreverme a estar contigo y evidentemente, existía un alto grado de dolor, satisfecha lo aceptaba, todo cobraba sentido cuando te veía dormir, cuando el alba acariciaba tu rostro, cuando te veía ensimismado, como hablando con tu alma, cuando te dabas vuelta y quedabas frente a mí, me observabas y mi mano dócil se abría paso en un suspiro y temblaba en cada lágrima, en cada aleteo de mis párpados porque sonreías al estar mirando el grabado que se mostraba orgulloso en mi busto y el universo entero se estremecía reflejando tu sonrisa.. 

¿Qué podría suceder …?, quizás funcionaría, ¡ tranquilo !, que en cualquier momento podíamos marcharnos, de la misma manera que nos habíamos encontrado; yo cerrando un correo que tiempo atrás abrí entre tantos y tú, olvidándome entre miles. 


Esta semana; Los Jueves de Relatos es conducido por Gus

37 comentarios:

  1. al parecer, funcione o no la relación, va a quedar un recuerdo muy profundo de ella.

    saludos.

    ResponderEliminar
  2. Nada comienza ni termina. Todo continúa.

    Abrazo grande, Mujer Virtual.

    ResponderEliminar
  3. Un bonito relato, felicidades.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. Hay momentos en la vida que se nos presentan como puntos de inflexión y quedan grabados a fuego en la memoria, constituyendo parte del acervo de nuestros recuerdos. Pero nunca jamás el precio, creo yo, debe ser el dolor y menos, entregar a otro la propia potestad. Esa sumisión completa me huele a una relación tóxica de sumisión y masoquismo de una parte y de sadismo y control por la otra. Los semáforos se me encienden, perdona.

    Ya ves que concienzudo comentario me inspiró tu texto.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Captaste el núcleo, Myriam, no, no es una relación tóxica, solo diferente.
      Un abrazo y gracias

      Eliminar
  6. Las marcas más profundas se llevan por dentro. De alguna manera se tocan nuestros textos
    =)
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuevamente, Neo y eso me da alegría
      Un abrazo :)

      Eliminar
  7. Se puede decidir el entrar en una relación así, si se sabe que puede terminarse en cualquier momento. Que no se ha iniciado para perdurar. Y experimentar las sensaciones presentes, que pueden ser válidas.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre conscientes, Demiurgo y viviendo el momento.
      Besos

      Eliminar
  8. Un lindo e intenso relato lleno de emociones, me gusto mucho y me emociono bastante. la verdad creo que mas que el tatuaje grabado en el pecho de ella, es la marca que te dejan esos intensos momentos compartidos.
    abrazos

    ResponderEliminar
  9. Imposible tatuar el sentimiento , solo un recuerdo el tatuaje es el testigo de aquel momento un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Quien no arriesga no cruza el río, reza el dicho, y aúnque no llegues a la otra orilla al menos lo intentaste, y los sentimientos tampoco están ajenos a ese riesgo de la aventura.

    Un beso dulce y dulce fin de semana.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo contigo, Dulce
      Un beso dulce y maravilloso fin de semana para ti

      Eliminar
  11. Buenos días, Mujer virtual:
    Me alegra leerte. Mantener las ganas de contar(se) en público es importante. Las mías han perdido sus raíces y sus alas las alejan del nido creativo.
    Enhorabuena por tu pericia creativa, el relato tiene una intensidad muy marcada.

    Un abrazo afectuoso, Mujer vitual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nino, me encantaría volver a leerte, espero que ese vuelo te lleve de nuevo al lugar que necesitas para inspirarte.
      Un abrazo afectuoso

      Eliminar
  12. Sin duda hay mensajes que al abrirlos sientes el misterio y la curiosidad.
    Toda una declaración sus iniciales tatuadas.
    Espero que sean siempre amigos. Sino, tendrá que dispararle jeje.
    Besos curiosos
    S

    ResponderEliminar
  13. No se pierde nada por intentarlo... tantas oportunidades perdidas por no dar el paso adecuado...

    ResponderEliminar
  14. Este tatuaje estaba mucho más hondo y perfilado que uno sobre la piel. Este, en medio de la certeza, porque la había, se fue enraizando en el tiempo.
    Me gusta la prosa poética que has empleado, de veras.
    Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo has dicho, Magade, mucho más hondo, gracias
      Un beso enorme

      Eliminar
  15. Recoger las amarras, y buscar nuevos vientos...Un abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  16. Sentir tanto en algo tan breve y efímero como lo es una mirada. Tener esa certeza de lo que podría pasar. Y no desalmarse en lógicas y razonamientos inútiles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podría ser mucho más breve pero igual o más intenso que no cabe razonamiento alguno.
      Un abrazo

      Eliminar
  17. Muchas veces me he preguntado si, tatuada el alma son necesarios los tatuajes para tener presente algún episodio de nuestra vida. ¿No es suficiente la huella que nos deja para siempre ese episodio?.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Muchos querrían ser el protagonista de un relato tan emotivo, tan romántico, tan sensual y, lo más inquietante para mi persona, es que son mis iniciales.
    Ahí lo dejo.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahí lo dejas ... [deberías continuar]

      Solo puedo agradecerte y seguir sorprendida por la coincidencia.
      Un beso

      Eliminar