¿Bailamos?


Éramos dos seres caminando y conversando bajo el amparo de un árbol, pisábamos con descuido sobre sus hojas de otoño que se resquebrajaban esparciendo su peculiar sonido por todos lados.
El atardecer asomaba a duras penas, aún se mostraba esquivo, sutiles sombras galopando en las bancas, el aire impregnado del aroma a jazmines y tus manos ... sujetando el monstruoso celular que te estaba alejando.
Relámpagos y truenos en mi mirada mientras la tuya inmersa en la pantalla.
¡ Dame paciencia, ángel de la oscuridad ... !.
Mi beso arrebatado, un adiós atropellado y el salto enorme de impaciencia dirigiendo mis pasos hacia mi vieja casa.

De repente ... se escucha en tu móvil la violinista KATICA ILLÉNYI- Bubamara y me sorprendes con tu carita ilusionada.

- ¿ Bailamos ... ?
Tú tan detallista y yo ...

...


Esta semana, Los Cinco Elementos en casa de Neogéminis son el tema de; Los Jueves de Relatos

Llévame contigo

Hermosos detalles de grandes personas.
Muchas gracias Tristán

Grabado a fuego

Pude detectar el momento preciso en el que detuve mi camino y empecé uno nuevo, dándome cuenta que no había vuelta atrás, no fue hace mucho. 


Una mañana, después de una noche larga, con un mensaje apareciste en mi vida, cuando te miré por primera vez, supe que era el comienzo de algo intenso y arraigado, no pude evitar que se desmoronara todo mi cuerpo, porque nunca me había visto reflejada en una mirada como la tuya, no fue por el color o forma de tus ojos, fue todo lo que me decías con ellos. 

Cada milímetro de mi cuerpo me hablaba de ti, todo pronunciaba tu nombre, dejaste tu marca permanente en mi pecho, fue entonces que decidí estar contigo, aún cuando no era el momento, sabía que te estaba entregando la potestad de mis fantasías más oscuras y aceptaba complacida que me incluyeras en las tuyas. 

Me deleité pensándote y me derretí las ganas al imaginar todas las cosas que podíamos hacer juntos, me reafirmé en forma constante como parte tuya y quise experimentar todo contigo. 

Quise que supieras que era consciente del riesgo y precio que debía pagar por atreverme a estar contigo y evidentemente, existía un alto grado de dolor, satisfecha lo aceptaba, todo cobraba sentido cuando te veía dormir, cuando el alba acariciaba tu rostro, cuando te veía ensimismado, como hablando con tu alma, cuando te dabas vuelta y quedabas frente a mí, me observabas y mi mano dócil se abría paso en un suspiro y temblaba en cada lágrima, en cada aleteo de mis párpados porque sonreías al estar mirando el grabado que se mostraba orgulloso en mi busto y el universo entero se estremecía reflejando tu sonrisa.. 

¿Qué podría suceder …?, quizás funcionaría, ¡ tranquilo !, que en cualquier momento podíamos marcharnos, de la misma manera que nos habíamos encontrado; yo cerrando un correo que tiempo atrás abrí entre tantos y tú, olvidándome entre miles. 


Esta semana; Los Jueves de Relatos es conducido por Gus

Amanece

Comentario que fue realizado después de leer la publicación de un amigo.
Gracias Demiurgo, a ti y a tus personajes por el despliegue de imaginación que nos ofreces.

Pintua al oleo de Fanny Nusha Moeaus

Estoy a orillas del alba, sentada en ese incómodo sofá raído por la angustia, la cama no se ha usado por largo tiempo, la veo impecable en sus formas, solo adornada con unas pequeñas motitas de polvo.

Al lado, la mesita de noche con un vaso caído, aún tiene restos de licor goteando al piso, las paredes están llenas de contrastes, vasos rotos, vidrios puntiagudos acechando el momento de cortar mis carnes.

Hay fotos con la imagen de Ulises Lestrade hecha trizas y al lado mi corazón contrito, nunca imagine que yo, Sofia, fuera rechazada por Ulises y que su rechazo me hiciera tanto daño.

Cierro pesadamente los párpados cuando me vuelve a invadir el agotamiento, caigo en un sopor profundo por tantas noches en vela, poco a poco te siento latir en un rincón de mi cansado corazón.

Aspiro el tiempo y su esencia y te sueño ... te veo recostado plácidamente en mis pensamientos, me acerco con lentitud y tomando tu mano izquierda entre la mía, enlazo con tristeza nuestros dedos.

Mi mano derecha acaricia tu rostro, el dedo corazón avanza tímido por tu frente, perfila tu nariz y delinea tus labios.

Un beso en tu boca mientras amanece ... la nueva desesperanza palpita en el pecho, a su alrededor se acumulan mis escombros.

Averno celestial

A poco de observar su territorio se percibe un halo de oscuridad que no me es desconocido.
¡ Felicidades por tu reciente cumpleaños, Dulce !
Fabian Perez, 1967 pintor -argentine-figurativo.Bilíngue 

Surges con el vaho de la noche selecta
formas tu cuerpo del vapor caliente
y caminas descalzo
te acercas a la oscuridad con el reflejo de tu luz
te sigue con sigilo el averno celestial que habitas.

Llegas y sin consideración
muerdes su labio inferior
mientras te posiciones y empujas
dejándola vencida.

Tiene lágrimas blancas y espesas inundando su vientre
y sobre su pecho
el instante exacto que se deja llevar
... sin miedo.